Esto se hará durante un periodo de transición de seis meses, cuando la venta de las clásicas bolsas de plástico quedará definitivamente prohibida

Alemania busca unirse al combate contra el uso de plástico de un solo uso, así lo ha declarado Svenja Schulze, ministra alemana de Medio Ambiente, quien presentó la iniciativa para prohibir a partir del primer semestre del año 2020 las bolsas de plástico que los comercios ponen a disposición de los clientes al hacer diversas compras.

Aunque desde el año 2016 los comercios han tomado la iniciativa de no proporcionar estas bolsas de forma gratuita a sus clientes, su consumo no se ha reducido en forma considerable.

Ante esta situación, la ministra de Medio ambiente comentó: “Por eso, ahora las vamos a prohibir, […] salir de esta mentalidad de usar y tirar”.

Esto se hará durante un periodo de transición de seis meses, cuando la venta de las clásicas bolsas de plástico quedará definitivamente prohibida. Cualquier comercio que incumpla esta normativa deberá enfrentar multas de hasta 100 000 euros. Además de esto, la ley incluye la prohibición de las llamadas bolsas de plástico biodegradable, ya que no son más que “un envoltorio engañoso, que tiene más plástico que bio”, y no se degradan.

Sin embargo, hay que recalcar que dicha prohibición no incluye las bolsas de plástico pequeñas y muy ligeras, las cuales se utilizan, por ejemplo, para la fruta y verdura, de las cuales el ciudadano alemán utiliza aproximadamente 37 por año; a pesar de esto, el objetivo principal es que sean sustituidas por redes de otro material, como ya están probando algunos comercios. En caso de prohibir estas bolsas de plástico ligeras, la fruta y verdura llegarían selladas a los comercios, y en lugar de reducir el consumo de plástico, incluso podría aumentar.

Lo importante ante la necesidad de combatir el uso de estos materiales, es que primeramente se prohíban las clásicas bolsas de plástico, y así sumarse a todas las prohibiciones que está aprobando la Unión Europea para reducir el consumo de plástico.

Por otro lado, ONG ambientalistas como la Alianza Alemana de Protección de la Naturaleza (NABU), recuerdan que las bolsas de papel y de algodón no son necesariamente mejores que las de plástico si no se les da un uso repetido —es decir, que no sean de un solo uso—, ya que su fabricación también contamina el medio ambiente.

Compartir: