Terra y Voluntades parte del aprendizaje obtenido tras un desastre natural ocurrido en Colima, el huracán Jova. Pero puede implementarse en cualquier lugar.

Terra y Voluntades es una organización civil que promueve la construcción de viviendas para el medio rural, que sean dignas, eficientes y amigables con el medio ambiente; para ello recurre a materiales inusuales como paja, llantas o costales.

Un aspecto de su labor es que, en su búsqueda de alternativas de construcción, han rescatado técnicas tradicionales. El Arq. Fernando Rodríguez García, fundador de la organización, lo cuenta en estos términos a la Agencia Informativa Conacyt:

Tras el paso del huracán Jova, en una comunidad de Colima nos dimos cuenta de que las casas más dañadas eran las construidas con los sistemas convencionales —ladrillo, tabicón o concreto—, y las viviendas con sistemas tradicionales como bajareque habían resistido el fenómeno.

Así, apostando por una arquitectura sustentable, se dieron a la tarea de la reconstrucción, aplicando la técnica del bajareque (cañas entretejidas cubiertas de barro), aunque mejorada por ellos. De la experiencia nació un modelo educativo de arquitectura sustentable que puede implementarse en cualquier lugar utilizando sistemas constructivos tradicionales y que Terra y Voluntades busca implementar en diferentes puntos del país y, ¿por qué no?, el mundo.

Fernando explica: “En la actualidad, se usan en la construcción de casas materiales de elevada energía incorporada, de difícil reciclaje y que en ocasiones incluso incorporan elementos tóxicos; por eso es importante buscar alternativas constructivas desde la cuestión tradicional hasta opciones innovadoras que emplean materiales no convencionales”.

Encuéntralos en Facebook como: Terra y voluntades

Comentarios

Compartir: