La fundación Bloomberg Philanthropies donó 4.5 millones de dólares a la Organización Mundial de la Naciones Unidas (ONU) para que puedan continuar su lucha contra el cambio climático. Esta acción se dio a conocer luego de que el año pasado Donald Trump anunció la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, convención en la que se reúnen los países para establecer metas que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono.

Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York y director de esta fundación, dijo que por medio de esta ayuda se pretende seguir impulsando las iniciativas de los países que se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

En junio de 2017, EEUU se retiró del Acuerdo de París, lo que causó una preocupación, porque el 23 por ciento del presupuesto que recibía la ONU para generar acciones que frenaran las consecuencias del cambio climático, provenía del gobierno americano; de este modo, el fundador de Bloomberg informó que se está reuniendo con más socios para seguir recaudando dinero y de alguna manera “recompensar” el daño económico provocado por las decisiones del mandatario estadounidense.

Aunque las empresas estadounidenses generan el 15% de las emisiones de carbono en el mundo, es también una fuente importante de financiamiento de tecnología en países subdesarrollados que cuentan con proyectos para frenar la contaminación del aire.

En marzo de este año, el Congreso estadounidense aprobó que se destinaran 3 millones de dólares a las acciones de la ONU para combatir el cambio climático, cantidad alejada de lo que se aportaba en promedio, que eran aproximadamente 7.5 millones de dólares.

Ante tal situación, alcalde, gobernadores y líderes empresariales norteamericanos están firmando una declaración de apoyo que será presentada ante la ONU en los siguientes meses.

“Los estadounidenses honran y respetan el Acuerdo de París  y no hay nada que Washington pueda hacer para detenernos”, dijo Bloomberg en un comunicado de prensa.

Compartir: