California es el primer estado de EEUU que implementa una ley así; los residentes se ahorrarán hasta 30% de consumo de energía.

A partir del 2020, las casas recién construidas en California deberán contar con paneles solares en el tejado, haciendo de este estado el primero de Estados Unidos en adoptar una medida así. La decisión fue aprobada a principios de mayo por la Comisión de Energía de California, la cual incluye a casas unifamiliares y a edificios con menos de tres pisos. Hasta el momento, el 20% de las construcciones nuevas ya cuentan con paneles solares.

Con esta iniciativa, los residentes ahorrarán aproximadamente 80 dólares al mes al pagar sus facturas de luz, tomando en cuenta que uno de los estados donde más se utiliza aire acondicionado. El nuevo modelo de construcción en California, busca residencias con mejores esquemas de ventilación, que también ayudarán a disminuir el consumo energético.

Con esta nueva regla, el gobierno californiano tiene el objetivo de reducir las emisiones de carbono 40% para el 2030, lo que será equivalente a retirar 11,500 automóviles de las calles.

Según David Hochschild, uno de los 5 coordinadores de la Comisión de Energía, “las nuevas casas funcionarán muy eficientemente mientras generan su propia energía limpia. Les costará menos operar, tendrán aire interior saludable y, además, proporcionarán una plataforma para tecnologías inteligentes que impulsa al estado hacia un futuro de bajas emisiones”.

Esta ley tiene antecedentes desde el 2008, sin embargo, fue hasta ahora, en el 2018, cuando entró en vigor, y pretenden ser un referente estadounidense e internacional para una generación que quiere vivir usando más energías renovables.

Compartir: