Ciudad de México
Reps01, la primera máquina recicladora de unicel. Foto Rennueva.
1

Mexicanos crean una máquina que recicla unicel

Rennueva, una empresa mexicana conformada por Héctor Ortiz, Jorge Hinojosa y Enrique Estrella, alumnos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, ha creado la primera máquina que recicla unicel o poliestireno expandido y lo transforma en pellets, material básico para la creación de artículos de plástico rígido como juguetes, cajas o ganchos entre otros.

El origen de este desarrollo surgió como una respuesta ecológica al problema de basura del país; actualmente en México se producen 60 mil toneladas de unicel al año, por ello reciclar este material representa una fuente de insumos bastante accesible.

100 kilogramos de unicel ocupan el espacio equivalente al de un departamento pequeño y tras ser procesados el volumen se reduce drásticamente.

“El unicel tiene un potencial de reciclaje muy alto, pero el problema es la falta de prácticas formales para su acopio y de tecnología mexicana para este propósito. Por ello con apoyo de Dart de México (empresa dedicada al empacado de alimentos), decidimos desarrollar este proyecto y convertirlo en una herramienta útil para empresas y gobiernos que hacen uso intensivo de este material”, declaró Héctor Ortiz, uno de los fundadores.

Esta herramienta de reciclado utiliza un proceso a base de calor conocido como termodensificado para extraer la materia prima de los productos del unicel, los cuales están integrados por 95% de aire y 5% de poliestireno.

Para transformar el unicel cualquiera que sea su presentación, ya sea material de embalaje, placa de construcción o vaso de café, primero se tritura y comprime por medio de un tornillo, después se calienta hasta plastificarlo. Cuando se forma una placa de poliestireno rígido, se deja enfriar y corta para obtener los pellets, detalló el fundador de Rennueva.

Hasta el momento se han fabricado tres máquinas, una fue adquirida por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal (Seciti), y las otras dos pertenecen a un particular, localizados en rellenos sanitarios en Yucatán y Quintana Roo.

Ahora la empresa formó una alianza con el Centro de Tecnología Avanzada con sede en Querétaro, con el propósito de tener listas entre 12 y 18 unidades antes de terminar el 2015.

La elaboración de la primera máquina requirió cerca de un año para llegar al concepto, conocimiento y diseño, además de seis meses de manufactura. El producto desarrollado tiene valor aproximado de 25 mil dólares.

 

Para más información visita http://www.rennueva.com o http://www.facebook.com/rennuevamx

About the Author

Deja un comentario


*