De acuerdo con la consultora global de urbanismo IBI Group, es necesario fortalecer la institucionalidad, gobernanza y la participación ciudadana para el desarrollo de una ciudad sea realmente integral.

  • Una visión sobre la ciudad del autosustentable del mañana, creada por expertos en urbanismo se presentó en el encuentro Smart Cities Exchange. Urban Innovation.
  • IBI Group, la consultora global de urbanismo, anfitriona del encuentro, analizó las principales problemáticas del transporte público de la Ciudad de México.
  • La Zona Metropolitana tiene al menos 20 años de retraso en el desarrollo de un plan integral.


Video de DIN German Institute of Standards, colaboradores de IBI Group.

IBI Group, la consultora de entornos urbanos sustentables, de origen canadiense con presencia global, formada por un equipo de arquitectos, ingenieros civiles y diseñadores urbanos de distintas partes del mundo, llevó a cabo el encuentro de Smart Cities Exchange. Inspiring Urban Innovation, (Intercambio entre ciudades inteligentes. Inspirando la innovación urbana), en la Ciudad de México entre el 28 de febrero y el primero de marzo. El evento estuvo integrado por conferencias impartidas por más de 50 ponentes, entre ellos, el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, la Embajadora de Estados Unidos para México, Roberta Jacobson, el Embajador de Dinamarca, Henrik Bramsen Hahn y el director del Departamento de Estudios y Planeación Urbana del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Brent Ryan.

Ciudad del futuro- ciudad inteligente

El objetivo de este encuentro fue visualizar la ciudad del mañana, una ciudad “inteligente”. De acuerdo con Bernardo Ortiz, director para América Latina de IBI Group, si bien la implementación de soluciones tecnológicas es determinante en la integración de los servicios de las urbes con sus habitantes, no es lo único que se necesita para que una ciudad se considere “inteligente”, aseguró. Si no que se requiere promover la colocación del ciudadano en el centro de la discusión pública, con canales abiertos de comunicación con las autoridades, para que la planeación de la ciudad del futuro, una ciudad autosustentable, planeada a partir de una visión integral y de largo plazo.

“Una ciudad del futuro no sólo es tecnología, sino que es una visión integral que sitúa al ciudadano en el centro de la planeación. Normalmente, la atención y el servicio a los ciudadanos no han sido puestos en el centro de las prioridades.”, destacó Ortiz.

Bernardo Ortiz, director para América Latina de IBI Group en el encuentro Smart Cities Exchange. Urban Innovation.

¿Cómo convertir a la CDMX en una ciudad inteligente?

Sobre el panorama de la Ciudad de México, Ortiz, quien también es egresado de la maestría en Transporte por MIT, señaló que de continuar con los modelos de trabajo actuales que se enfocan en desarrollo urbano, planificación e integración de servicios, así como en el grado de participación ciudadana, la ZMVM requerirá de 20 a 25 años para lograr transformarse en una ciudad inteligente, una ciudad del futuro.

El especialista propone una instancia semejante a la de un city manager metropolitano o titular de la Agencia de Gestión Urbana, quien gestione una mejor operación de la movilidad en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), que cuente con facultades presupuestarias, y que además sea un organismo blindado en materia de decisión e injerencia política, para acelerar la evolución de la ciudad.

En este sentido, el director de IBI Group para América Latina se pronunció por que la planeación de las ciudades no dependa de periodos de gobiernos o de colores de partidos políticos, sino de una visión de largo plazo que integre todas las visiones.

“Esto no ocurre todavía de forma real en la Ciudad de México. Tenemos el Suburbano, en Buenavista, al cual es muy complicado acceder y no tiene suficiente conectividad.”, afirmó.

Agregó que, así como en Buenavista, en otros puntos que deberían de ser estratégicos para los habitantes de la ciudad, como el paradero de Indios Verdes, hay dinámicas de movilidad que resultan ineficientes y desordenadas debido a la falta de conectividad con el resto de las formas de transporte que ahí llegan, prácticamente nula información para los usuarios y la carencia de una integración tarifaria que cubra el servicio de transporte. Esto deja al descubierto una falta de visión metropolitana.

Ortiz explicó que para lograr que una ciudad sea considerada como una smart city, la tecnología sólo debe ser la línea guía, sin embargo, es necesario fortalecer la institucionalidad, gobernanza y la participación ciudadana para el desarrollo sea realmente integral.

Cetram, Ciudad de México.

Como uno de los pasos para lograr la sustentabilidad, actualmente, en la capital, IBI Group trabaja en creación de los lineamientos con los que se desarrolla el proyecto de recuperación y rediseño de los Centros de Transferencia Modal, conocidos, como Cetrams, un espacio en donde se conectan varios medios de transporte público y concesionado como metro, autobuses, microbuses y taxis, bajo la visión de integrar el transporte público al entorno urbano, privilegiando las necesidades de aquellas personas que lo requieren.

Compartir: