Esta ciudad se prepara para el futuro, y tiene que hacerlo de manera planeada. Esfuerzos como el del Instituto de Planeación para el Desarrollo Sustentable de Manzanillo (Inplan) buscan integrar a todas las voces, para lograr resultados.

Manzanillo, Colima a 2 de noviembre de 2020. “Nos tenemos que preguntar si podemos continuar con un crecimiento desordenado y desigual como el que Manzanillo ha estado viviendo en los últimos 13 años; la respuesta es no”, afirma Elisa Gutiérrez, directora del Inplan, organismo que ha iniciado un proceso de participación ciudadana por el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano a 2050, que permitirá que el diseño de política pública en materia de desarrollo urbano y territorial sea escuchando, analizado, y en buena medida diseñado por las y los ciudadanos, con el objetivo de equilibrar desigualdades, mitigar el impacto al medio ambiente y ofrecer gobernanza y certeza a la población.

A través de una plataforma virtual, la arquitecta Gutiérrez Guzmán, maestra en Arquitectura Avanzada por la Universidad de Sheffield, Inglaterra, reconoce una discordancia entre el desarrollo del puerto y la ciudad en Manzanillo. Desde 2007 se hace evidente la disparidad entre el crecimiento del puerto y el rezago de la ciudad en materia de infraestructura; las afectaciones al medio ambiente y las carencias se recrudecen entre la ciudadanía.

Por lo anterior, y con base en la obligatoriedad que marca la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, Manzanillo se ve en la necesidad de elaborar de manera integral su Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, dando de esta manera la congruencia entre instrumentos de planeación, facilitando la gestión de la ciudad y proyectando las medidas justas hacia 2050, pero, sobre todo, busca lograrlo a través de una consulta pública que permita llegar a acuerdos con sus habitantes.

Gobernanza y cumplimiento

Cuestionada sobre la posibilidad de efectivamente cumplir con este proceso de consulta y luego su ejecución, la directora del Inplan asume que el compromiso es generar estructuras sólidas de gobernanza y los instrumentos de monitoreo para el desarrollo de la ciudad y su cumplimiento cabal.

Informa que actualmente en Manzanillo viven más de 200 mil personas, y se espera que para 2050 habiten alrededor de 308 mil. El crecimiento demográfico se traducirá en necesidades de vivienda y equipamientos urbanos, por lo que el plan estratégico incluiría en la estructura urbana del municipio la capacidad de respuesta ante el crecimiento poblacional. La entrevistada expuso que se espera que una vez que el Programa se publique y, de acuerdo con la Ley Estatal de Asentamiento Humanos, Ordenamiento Territorial y Urbano, éste tendrá una vigencia equivalente a cuatro periodos del ejercicio municipal, por lo que su revisión podrá emprenderse al término de este periodo.

Para el diagnóstico que da marco a la creación del Programa, se retomó información de al menos 48 documentos existentes; se tiene información y se ha generado conocimiento con miras a hacer que Manzanillo concilie la diversidad de intereses y comparta sus ventajas competitivas con quien más lo necesita.

A los críticos del proceso y del programa mismo, la directora del Inplan Manzanillo les pide que participen, y responde tener plena conciencia de la relevancia que tiene la deliberación pública y el debate para la construcción de un pacto político social de estas dimensiones, “cuando se abre un espacio de participación pública se tiene que estar dispuesto a escuchar crítica, pero ésa es la riqueza de estos ejercicios; entender la forma en la que personas, con diferentes puntos de vista, perciben los retos y la manera de plantear soluciones. En este proceso cabemos todas y todos; de eso se trata”, concluyó.

Consultar y planear para decidir

Los talleres de participación ciudadana comenzaron el 16 de octubre, se ejecutan a través de una plataforma virtual, debido a la crisis sanitaria. Hasta ahora se han tocado temas como la crisis hídrica; las zonas precarias y con alta marginación; la ocupación insostenible del territorio; el desequilibrio de la relación entre el puerto y la ciudad. Los próximos foros serán relativos a movilidad urbana y suburbana, la movilidad en época de pandemia; el alto potencial para la diversificación económica y su recuperación ante el Covid 19, y finalmente, el fortalecimiento de la planeación y la gestión.

La información sobre la consulta, datos, testimonios y detalles del Programa que se está llevando a cabo actualmente serán incorporados a una página web. Por ahora y también como parte de proceso de difusión en diferentes plataformas, se puede consultar información en la página de Facebook Plan Estratégico 2050 – Alianza por Manzanillo

https://www.facebook.com/Plan-Estrat%C3%A9gico-2050-Alianza-Manzanillo.

Compartir: