Se conformará un equipo interinstitucional para llevar a cabo diversos estudios, y así conocer los daños ambientales en la zona de la explosión.

El pasado 18 de enero de 2019, el municipio de Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, México, sufrió un derrame de hidrocarburo y una explosión; por lo que, de acuerdo con la titular de la Secretaría del Medio Ambientes y Recursos Naturales (SEMARNAT), Josefa González Blanco, es necesario realizar diferentes estudios para conocer la magnitud del daño ambiental. Un equipo interinstitucional será el encargado de evaluar el efecto ocasionado por la explosión de la toma clandestina en un ducto de Pemex.

Gonzáles Blanco realizó un recorrido en la zona, acompañada de Blanca Alicia Mendoza Vera, titular de la PROFEPA (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente), y de inspectores de la ASEA (Agencia de Seguridad Ambiental).

A partir de este jueves 24 de enero de 2019, personal de la ASEA mediría el perímetro del lugar, y PEMEX iniciará con la limpieza de la zona. A simple vista no se puede determinar el daño ambiental, por lo que es necesario conocer a qué profundidad hay daño y cuál es su longitud, datos que se conocerán hasta que concluyan los estudios por realizar en la zona.

“Hoy por hoy, todo el sector ambiental y Pemex estamos muy comunicados; Octavio Romero está muy consciente de las condiciones ambientales. Creo que eso es maravilloso para México y para mi sector, tener un director de Pemex que es muy sensible a estas cuestiones ambientales”, mencionó Josefa González.

Compartir: