La energía solar que recibimos en un año duplica el total de la generada por fuentes no renovables (carbón, uranio, petróleo o gas natural) en toda la historia de la humanidad.

Las ventajas de instalar paneles solares son bien conocidas; una de ellas es que a la larga se recupera la inversión inicial, aunque, claro, hay que armarse de paciencia: pueden pasar años para que esto suceda. La buena noticia es que la empresa estadounidense SolarWindow ha desarrollado una tecnología que produce 50 veces más energía que un panel convencional, lo que permite recuperar la inversión en un año. Se trata de una membrana transparente que se adhiere a cualquier ventana, convirtiéndola en un panel fotovoltaico que capta la luz (incluso la artificial) y la transforma en energía limpia. SolarWindow busca que su tecnología se aplique a edificios y rascacielos recubiertos de vidrio, para transformarlos en construcciones sustentables. El objetivo de la empresa es ambicioso: quieren proveer con este sistema a 85 millones de hogares y edificios comerciales de EEUU.

solarwindow.com

Compartir: