Por primera vez, científicos afirman que los océanos tienen el potencial de ser más productivos de lo que ya son.

Un estudio realizado por científicos del Environmental Defense Fund de México (EDF), la Universidad de California Santa Barbara, y la Universidad de Hokkaido (Japón), es la primera publicación científica que muestra que los océanos del planeta tienen el potencial de ser más abundantes de lo que son hoy, incluso ante el cambio climático. Lo anterior, si se ponen en marcha buenas prácticas de manejo pesquero y si la temperatura global no supera los 2 °C de acuerdo con el artículo publicado el 29 de agosto en la revista científica de la Asociación Americana de Avances Científicos (American Association for the Advancement of Sciences), Science Advances.

El estudio señala que, comparado al día de hoy, la pesca a nivel global podría tener un aumento estimado en sus ganancias por $14 mil millones de dólares, producir 25 mil millones de raciones de pescados y mariscos más, incrementando la cantidad de peces en el mar en 217 millones de toneladas ─una tercera parte más de la cantidad de biomasa actual─ si se cumple lo estipulado en el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y se limita la temperatura global a 2°C. Sin embargo, un estudio alerta que estos resultados dependerán de la implementación de un manejo pesquero que permita a las pesquerías adaptarse a los cambios en productividad y distribución geográfica de las especies marinas, así como limitar el calentamiento global. Por el contrario, si no se adapta el manejo pesquero al cambio climático, significaría una disminución de capturas y a su vez un riesgo para las comunidades costeras que depende de los productos del mar.

De acuerdo a este estudio, el cambio climático generará cambios en la cantidad (abundancia) y dónde habitan (distribución), siendo las naciones alrededor de la línea del ecuador las más afectadas. Esto es relevante en tanto que la mayoría son países en vías de desarrollo con alta dependencia en la pesca para asegurar empleos estables en el sector pesquero y proteger la economía de comunidades costeras.

Para responder a este desafío, los autores consideran necesario tener más información sobre el estado de las pesquerías y contar con un manejo pesquero sustentable, colaborativo y basado en evidencia, para encontrar las mejores medidas de adaptación.

En el caso de México, los impactos del cambio climático en la pesca es un tema que, aun cuando ya hay varios estudios en la materia, requiere de más investigación y mejores políticas públicas que integren mecanismos de adaptación en el manejo de recursos marinos y costeros.

“Para entender mejor los impactos del cambio climático en la pesca de nuestro país y para aportar a la creación de políticas públicas adecuadas para la pronta adaptación a los cambios, EDF de México y un grupo de investigadores están finalizando un estudio similar a nivel nacional y los resultados preliminares apuntan a que es posible disminuir los impactos del cambio climático sobre nuestras pesquerías si se adoptan lo antes posible estrategias de manejo sustentable y adaptativas”, señaló Laura Rodríguez Harker, Directora General de EDF de México. Indicó que, dados los impactos complejos del cambio climático y la interacción entre recursos naturales, las medidas de manejo adaptativas deben desarrollarse de manera coordinada entre todos los actores del sector pesquero mexicano. “Este estudio será presentado en 2019 y esperamos aporte más información para el desarrollo de soluciones de adaptación y sustentabilidad para la pesca en México, para proteger los empleos generados por esta actividad, asegurar alimento nutritivo para los mexicanos y conservar nuestra biodiversidad”, subrayó Rodríguez Harker.

México es una nación pesquera. Ocupa el dieciseisavo lugar entre los países con mayor cantidad de productos pesqueros a nivel mundial. Además, más de 2 millones de personas, en México, trabajan en este sector directa o indirectamente.

Comentarios

Compartir: