Los encargados del diseño fueron alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), los cuales explicaron que el auto será compacto, ecológico y ligero.

Iktan es el nombre del vehículo eléctrico sustentable sargacero, este vehículo será en encargado de recolectar tonelada y media de la macroalga en tres horas, y en un recorrido de 60 kilómetros lineales de playa, la finalidad principal es aportar una solución integral a la presencia masiva del sargazo en el Caribe mexicano.

Los encargados del diseño fueron alumnos del Instituto Politécnico Nacional (ipn), quienes explicaron que el auto será compacto, ecológico y ligero; también contará con bandas transportadoras que depositan la plana acuática en un contenedor intercambiable, sin causar erosión del mar de playa.

La creación del vehículo es una respuesta a la necesidad de limpiar el Caribe mexicano, en el que unas 19 playas del estado de Quintana Roo se han visto afectadas por la llegada de la macroalga. De acuerdo con la Red de Monitoreo de Sagarzo Cancún, la Secretaría de Marina, recolectó poco más de 57 mil toneladas de esta planta acuática en los meses de mayo y julio pasado.

El vehículo Iktan —ingenioso en lengua maya—, alcanzará una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, funcionará con dos motores eléctricos, tendrá frenos de disco y un tándem de baterías de 12 volts para alimentar los motores.

Algo que hay que destacar es que generará cero emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera, no hará ruido y tendrá un peso máximo de 500 kilogramos para evitar que dañe las playas.

Se espera que, a corto plazo, se dé solución integral a la limpieza de las playas mexicanas, ya que el sargazo libera tóxicos como metano, dióxido de carbono y ácido sulfhídrico; estas sustancias provocan la pérdida de diversidad biológica, lo que a su vez provoca efectos negativos sobre la actividad turística.

El prototipo del automóvil será creado con material reciclable; por ejemplo, para el chasis se utilizará PET recubierto para soportar las condiciones de temperatura y humedad de la región.

El objetivo principal con este tipo de proyectos es aportar una solución al problema del sargazo. “Es una iniciativa por un proyecto integral contra el sargazo, se trata de un vehículo eléctrico y sustentable para la recolección y tratamiento de la macroalga, que se construirá con materiales reciclables y motores silenciosos, con una vida útil de 10 años y que resistirán condiciones climatológicas adversas que se presenten en la región”, explicó José Antonio Garfias González, uno de los alumnos creadores del Iktan.

Compartir: