Se pueden ver montañas de sargazo acumulado en las paradisiacas playas del Caribe mexicano.

La macroalga conocida como sargazo se ha convertido recientemente en un problema ambiental grave para los 32 países que conforman la región del Caribe, afectando así las costas de Cancún y de la Rivera Maya, en México.

Se pueden ver montañas de sargazo acumulado en las playas del Caribe mexicano, lo que genera un gran impacto ambiental en estados como Quintana Roo, el cual emplea a 450 mil personas gracias al turismo nacional e internacional.

¿Esto es un problema ambiental grave?

El presidente de México, Andrés Manuel López obrador, visito Tulum el pasado 24 de junio de 2019, e indicó que el sargazo no parece un problema ambiental grave.

“Vamos a seguir apoyando con el asunto del sargazo. No he hablado mucho de eso, porque no considero que, como algunos sostienen, sea gravísimo”, dijo.

Al contrario de lo que piensa el presidente de la república, diversos ambientalistas, oceanógrafos, hidrobiólogos, consultores ambientales y autoridades del medio ambiente, mencionaron —en una entrevista realizada por Animal Político (clic aquí)— que México está ante uno de los problemas ambientales más grandes de su historia moderna. También indicaron que no existe un plan a largo plazo para enfrentarlo.

De acuerdo con la Secretaría estatal de Turismo de Quintana Roo, durante 2019, se produjo un aumento en la llegada de sargazo; para finales de este año se espera recolectar hasta un millón de toneladas de esta alga, es decir 100% más que las 500 mil toneladas recogidas el año pasado.

Existe una zona denominada mar de los sargazos, al este de la costa de Estados Unidos y al nordeste de las costas de Cuba, donde, desde hace siglos, flotan enormes bancos de estas algas.

Sin embargo, en la última década los satélites detectaron que otras enormes manchas de sargazo están emergiendo en el océano Atlántico, pero más al sur: entre las costas de África y de Brasil, frente a la desembocadura del Amazonas.

De acuerdo con el actual gobierno federal, la anterior administración de Peña Nieto gastó más de 800 millones de pesos sin resultados favorables.

Por ello, esta administración no incluyó ninguna partida presupuestal contra el sargazo, aunque sí designó a la Secretaría de Marina como la nueva responsable a nivel federal de atender la situación, y de coordinar las labores de limpieza en aguas profundas.

Para este 2019, la Marina anunció que tendrá un presupuesto de 52 millones de pesos para adquirir embarcaciones a fin de limpiar el sargazo.

“Esperábamos una inversión mayor del gobierno federal, pero la decisión que se tomó fue que la Marina atendiera el problema”, dijo por su parte Alfredo Arellano, titular de la Secretaría de Medio Ambiente de Quintana Roo.

Compartir: