Se pretende que la UNESCO acompañe los proyectos de desarrollo económico y social para no poner en riesgo los valores naturales y culturales.

El Tren Maya que atravesará cinco estados del sureste de México ha sido cuestionado por el impacto ambiental que podría tener en la región; por este motivo, el pasado miércoles 9 de enero de 2019, la subsecretaria de Asuntos Multilaterales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Peralta, mencionó que México pidió a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) su contribución para que, en una medida preventiva, contribuya con recomendaciones para el proyecto del Tren Maya con el fin de preservar los siete lugares que son Patrimonio de la Humanidad y que están en la ruta trazada para el sistema de transporte.

Se pretende que desde un comienzo la UNESCO acompañe los proyectos de desarrollo económico y social en esta zona de México, para evitar con ello que se pongan en riesgo los valores naturales y culturales de la región.

Andrés Manuel López Obrador, actual presidente de México, firmo un decreto con el cual se compromete a sumar políticas públicas en su administración, y así impulsar el desarrollo social y económico del país.

Esta información fue dada en el marco de la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules, llevada a cabo en Palacio Nacional, en la que el embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, dio a conocer que, con el decreto firmado por el presidente, se formalizará la participación ciudadana en el desarrollo de la nación.

“Es importante encontrar las coincidencias entre algunos de los planteamientos del gobierno federal y los que establece la agenda 20-30 de la ONU”, concluyó Martha Peralta.

Compartir: