Debido proyectos ambiciosos que han requerido inversiones millonarias, México ocupa un puesto destacado en la carrera por la sustentabilidad en Latinoamérica.

Modelo energético de clase mundial

A lo largo de 100 hectáreas se distribuyen casi 132 000 paneles solares que siguen los rayos del Sol y que integran la central fotovoltaica más grande de América Latina. Se trata de Aura Solar, la primera planta solar a gran escala en México, cuyo objetivo es producir 35% de energía limpia para 2024.

Está al noreste del Parque Industrial La Paz (Baja California Sur), y generará 82 GW por hora al año, suficiente para abastecer el consumo de 164 000 habitantes (64% de la población de La Paz); asimismo, reducirá el uso de combustibles fósiles para generar energía eléctrica y evitará la emisión de 60 000 toneladas de gases de efecto invernadero al año.

También permitirá mitigar los riesgos que implica importar y transportar hidrocarburos a través de varias áreas sensibles, como el Mar de Cortés (Patrimonio de la Humanidad). La energía producida será destinada exclusivamente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que pagará por ella. La instalación tuvo una inversión de 100 millones de dólares y su vida útil será de 30 años.

Museo acuático a gran escala

Ubicado en Polanco, en el DF, el Acuario Inbursa es considerado el más grande de México y uno de los más grandes del mundo, por sus 3 500 metros cuadrados. Este espacio de cinco niveles (cuatro son subterráneos) alberga más de 5 000 ejemplares de cerca de 230 especies, entre las que destacan tiburones, tortugas, rayas, medusas y cocodrilos (se espera que los próximos meses arriben algunos pingüinos).

La construcción del recinto, diseñado por el arquitecto Fernando Romero —quien también estuvo a cargo del Museo Soumaya y la Plaza Carso—, comenzó en 2012; contó con una inversión de 250 millones de pesos, y tiene capacidad para recibir hasta 5 000 visitantes al día, quienes a través de la aplicación RA Infinitum pueden acceder a videos y explicaciones detalladas sobre las características de las especies que allí habitan.

De acuerdo con su sitio web, “la inspiración para construir este acuario fue el grave deterioro de los ecosistemas marinos”; por esta razón, cuenta con un centro de conservación y sus directivos han establecido alianzas con sus similares de Veracruz y Mazatlán, y en breve se firmarán acuerdos de colaboración con la UNAM, la UAM y la WWF.

Reciclaje masivo

La planta de reciclaje de PET más grande del mundo, llamada PetStar, está en nuestro país, en el Parque Industrial San Cayetano, en Toluca (Estado de México); con una inversión de 100 millones de dólares, está equipada con tecnología de punta que permite la transformación inocua de resina de plástico, que se reutilizará en la fabricación de nuevos envases.

Gracias a la maquinaria implementada, se recuperarán y reciclarán alrededor de 3 100 millones de envases PET al año, lo que dará empleo digno y remunerado a 24 000 pepenadores, cuyos hijos contarán con programas sociales para una mejor condición de vida.
Además, se estima que para 2015, 40% de las botellas recicladas en México sean utilizadas para la creación de nuevos contenedores empleados en la industria refresquera nacional.

El inmueble cuenta con un sistema de captación y tratamiento de agua pluvial, paneles solares, azotea verde, y está en proceso de certificación LEED, que lo convertirá en edificio sustentable.


Fuentes

  • Secretaría de Turismo del Distrito Federal
  • Instituto Carlos Slim de La Salud
  • Aura Solar
  • Presidencia de la República
  • Innovative Group
  • Semarnat
Compartir: