Se reúne en Santiago grupo internacional y discuten política pública por la niñez y el medio ambiente

Santiago de Chile, a 12 de marzo de 2020. “Al año mueren 187 mil menores de cinco años en el continente americano; 10% de estos fallecimientos están asociados a la contaminación ambiental; la falta de cuidado integral en la infancia impacta a la sociedad en su conjunto. Es un círculo vicioso que debemos detener”, expone el video de Fundación Horizonte Ciudadano que creó hace dos años la expresidenta chilena, Michelle Bachelet, y que esta semana celebra en la capital de su país, un encuentro con 67 líderes de América Latina y el Caribe, quienes discuten sobre política pública por los derechos de la infancia y el medio ambiente.

Del 11 al 13 de marzo un grupo de expertas y expertos se reúne para compartir experiencias e información con la idea de influir en la agenda política y combatir el escenario de desigualdad que menosprecia los derechos humanos de niñas, niños, adolescentes y jóvenes del continente.

“Los adultos no nos representan”

El panel titulado Las y los protagonistas permitió que un grupo de adolescentes de diferentes orígenes étnicos, con formaciones variadas, pudiera comentar lo que desde su perspectiva es una ausencia en la construcción de agenda y política por sus derechos. “Lo primero que es un obstáculo para los niños son los adultos; no entendemos por qué piensan que nos representan”, se quejó la joven mapuche Millary Jara Collio, quien además, denunció que padece violencia de género: “Estoy cansada de que me pidan que me siente como señorita”, sentenció.

Patricia Muñoz, defensora de la niñez en Chile, quien acompañó a las y los menores en su charla, reconoció que es preciso eliminar las trabas y brechas que se han edificado para que ellos (los menores) participen. Además, que las estructuras políticas deben considerar espacios formales de participación, una consideración que sea obligada, no una estructura adultocéntrica. Afirmó que es deseable que los jóvenes “conduzcan sus procesos de participación. Ahí hay un desafío crucial, porque las políticas públicas, primero, en general, no se diseñan con enfoque de derechos humanos, y si eso es una brecha en términos generales, todavía lo es más el enfoque de derechos humanos de niñas, niños y adolescentes, que suelen ser incluso más desconocidos”.

La ombudswoman de la infancia chilena exhortó a los adultos a dejar de hablar por los niños, los jóvenes y los adolescentes. “¿Alguien tiene duda sobre que los niños y adolescentes pueden sostener sus argumentos? Es muy clara la contundencia que tienen, a eso es a lo que le tenemos miedo los adultos. Quienes están en contra de que ellas y ellos voten leyes que les convocan, es porque tienen miedo de su capacidad, misma que a momentos podría superar la de parlamentarios consolidados”, remató.  

Durante el acto inaugural, María Estela Ortiz Rojas, coordinadora de Proyectos Sobre Niños de la Fundación Horizonte Ciudadano, expuso que, aunque “los menores no votan”, es preciso elevar el costo político que tiene ignorar sus derechos.

Michelle Bachelet, actualmente alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, envío un video para dar la bienvenida al encuentro y conminó a trabajar por la infancia, y es que afirmó, son las y los niños, “quienes viven con menos herramientas para luchar por sus derechos”.

Al encuentro acudieron las funcionarias mexicanas Laura Ballesteros, senadora suplente; Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México; Citlali Hernández, senadora del Congreso de la Ciudad de México por Movimiento de Regeneración Nacional y el diputado por Nuevo León Luis Donaldo Colosio Riojas.


Horizonte Ciudadano es una organización sin fines de lucro, fundada por la presidenta Michelle Bachelet que promueve la participación e intervención ciudadana en las políticas públicas pues cree que las personas deben tomar parte activa en las definiciones comunes, en la construcción ciudadana de una mejor democracia, una convivencia más sana y un desarrollo sostenible. Invita a pensar en un desarrollo distinto a partir de los desafíos que consideramos relevantes en el porvenir de Chile y la región: crisis climática, infancia, desigualdad, derechos humanos y desarrollo territorial.

Compartir: