El 23 de abril se entregaron Los Premios Goldman 2018. A este galardón se le conoce como el "Nobel del Medio Ambiente" y apoyan iniciativas ciudadanas en beneficio de la naturaleza.

Los Premios Goldman anunciaron los nombres de los ganadores de su edición 2018, en la que se reconoció y homenajeó a ciudadanos internacionales que luchan y promueven iniciativas en beneficio de la naturaleza.

Este premio, mejor conocido como el “Nobel del Medio Ambiente”, se creó en San Francisco en 1990 por los filántropos Richard y Rhoda Goldman, ambos fallecidos, con el objetivo de darle visibilidad a los activistas y los problemas ambientales en distintas partes del mundo. Anualmente se premian 6 proyectos divididos por regiones: África, Asia, Europa, naciones insulares, Norte América y Centro y Sur de América.

Este año, las mujeres encabezaron los Goldman Environmental Prize, ganando cinco de las seis iniciativas premiadas. Las activistas sudafricanas Makoma Lekalakala y Liz McDaid crearon una coalición para revelar y cancelar un acuerdo nuclear millonario entre Rusia y Sudáfrica, mismo que hubiera provocado desechos radioactivos en naciones africanas.

De Latinoamérica, se reconoció el trabajo de Francia Márquez, líder social y ambiental colombiana que organizó un marcha junto a 80 mujeres de La Toma, lugar situado en las montañas del Cauca (Colombia), hasta Bogotá, para exigir al gobierno un alto a la minería ilegal, pues en su región se extrae el 80 por ciento de oro colombiano, provocando que el mercurio y cianuro sea vertido en los ríos. Su marcha logró una sanción del gobierno a los responsables.

En la rama de energías sustentables, Khan Nguy, de Vietnam, publicó una investigación para aumentar el uso de energías limpias y contribuir a la reducción de la dependencia de carbón en su país. Su iniciativa persuadió a las agencias estatales vietnamitas y ayudó a eliminar 115 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbón al año en Vietnam.

Por su parte, la estadounidense LeeAnne Walters demostró que el agua de grifo que provenía del río Flint (Michigan) contenía altos niveles de plomo; debido a su movilización, el gobierno comenzó a tomar medidas para que los vecinos tuvieran acceso al agua potable.

Manny Calonzo, de Filipinas, y el único hombre galardonado en esta premiación, también logró, a través de su campaña, que se prohibiera la producción, venta y uso de pintura con plomo; pues al ser utilizada en los interiores y exteriores de las casas, se detectó niveles altos de plomo en la sangre de los niños, generando consecuencias como anemia, trastorno en habilidades físicas y de lenguaje.

Finalmente, en el tema de la vida marina, Claire Nouvia, defensora de los océanos, dirigió una campaña en contra de Intermarché, propietario de la principal flota de alta mar en Europa, para que modificara sus prácticas pesqueras, ya que a principios del año 2000 algunas poblaciones de peces sufrieron una disminución severa. “Su trabajo consiguió el apoyo francés para prohibir la práctica y logró la prohibición en toda Europa”, según la información publicada por los Premios Goldman.

Puedes ver la transmisión en vivo de los Premios Goldman aquí.

Comentarios

Compartir: