Bautizada como Oreotrochilus cyanolaemus (estrella de garganta azul).

Una nueva especie de colibrí de brillantes plumas desafiaba el viento helado de los páramos de Ecuador, según comenta el ornitólogo Francisco Sornoza del Instituto nacional de Biodiversidad (INABIO). La pequeña ave exhibía un cuello de plumaje intenso, pechera blanca marcada con dos franjas negras y una cabeza verde esmeralda.

Arrancó entonces un año de investigaciones que terminaron por darle la razón. Se trataba de una especie endémica: el Oreotrochilus cyanolaemus (estrella de garganta azul).

Hacía 30 años que Ecuador, un país pequeño pero megadiverso, no registraba un nuevo descubrimiento de colibrí, según Sornoza.

Por ser animales muy estudiados, hallar una nueva especie de ave es “espectacular, por ser algo tan raro”, comentó la venezolana Elisa Bannaccorso de la Universidad San Francisco de Quito (quien participó junto a la revista The Auk en el trabajo de investigación) a la Agence France-Presse (AFP). [Ojo: no queda claro si es una persona, o una empresa, o una ONG.]

Para leer el trabajo de la revista especializada The Auk publicado el jueves  27 de septiembre del presente año, por da clic aquí

Compartir: