Ciudad de México
0

La nueva separación de residuos

Por: Fedro Carlos Guillén @fedroguillen

Pocas cosas se transforman a mayor velocidad en algo indeseable —en basura o, en términos más modernos, en un residuo— como un bien, un insumo o un producto que alguna vez fue deseable. El problema de estos desechos es colosal y voluminoso, ya que se asocian, de manera inequívoca, con plagas y enfermedades, por lo que la gente no los quiere cerca. Así acaba de ocurrir con los vecinos de Tarango, en la delegación Álvaro Obregón de la Ciudad de México, que están encabezando un movimiento para evitar que en la zona donde habitan se instale una estación de transferencia. Hemos sido testigos también de cómo las lluvias expusieron la incivilidad de muchos de nosotros que tendemos a depositar la basura en barrancas o en la calle por evitar la molestia de disponerla de modo adecuado, lo que generó inundaciones y catástrofes como la de la carretera en Cuernavaca yotros más recientes.

En los últimos tiempos se difundió por todo el planeta una fórmula para tratar el tema de los residuos, basada en el principio de las tres R: reduce, reutiliza y recicla, lo que supone que los ciudadanos que en esta Ciudad de México depositemos diariamente cerca de 13 000 toneladas de residuos sólidos en el lugar correspondiente para reciclaje, reduzcamos nuestra basura llevando bolsas al mercado, por ejemplo, y que reutilicemos algunos desechos en forma de  floreros u otros objetos útiles en la vida diaria.

Cada habitante de
la ciudad produce en
promedio 1.5 kg de
residuos sólidos al día.

Del total de la basura que se genera en la Ciudad de México, 60% corresponde a inorgánicos y 40% a orgánicos. Cada habitante de la ciudad produce en promedio 1.5 kg de residuos sólidos al día, y esto genera un enorme problema de disposición final y de temas asociados a la corrupción imperante en el departamento de limpieza. Muchos ciudadanos, entre los que me incluyo, tenemos que pagarle al camión para que se lleve nuestros residuos a pesar de que se asume que es un servicio público que debería cubrirse con los impuestos.

Páginas: 1 2 3

About the Author

Deja un comentario


*