Exxon aseguró a inversionistas que tomaba en cuenta la regulación de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La fiscal general de Nueva York, Barbara Underwoord, demandó a la petrolera ExxonMobil por defraudar a inversionistas al minimizar el riesgo que enfrentaba la empresa en relación con el cambio climático.

Señaló que la investigación preliminar reveló un esquema fraudulento para engañar sistemática y repetidamente a los inversionistas sobre el impacto que podrían tener las futuras regulaciones sobre el cambio climático en los activos y valor de la compañía.

Durante años, Exxon aseguró a inversionistas que tomaba en cuenta la regulación de las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático; gases que la compañía emite en gran cantidad. Sin embargo, la empresa no cumplió con tales compromisos y engañó a los inversionistas respecto al verdadero efecto en la compañía.

“Exxon construyó una fachada para engañar a los inversionistas y hacerles creer que la empresa estaba administrando los riesgos de la regulación del cambio climático para su negocio cuando, de hecho, estaba intencional y sistemáticamente subestimándolos o ignorándolos”, mencionó Underwood.

Exxon se presentaba como una inversión segura a largo plazo, lo que permitió conseguir fondos de accionistas institucionales, como firmas de seguros de vida y fondos de pensiones, así como retiro de empleados estatales y de maestros.

Estos inversores dependen de las compañías para obtener información completa y precisa sobre el valor de sus activos para tomar decisiones de inversión informada, señaló la demanda.

La demanda es fruto de una investigación de casi tres años, unas pesquisas que la empresa trató sin éxito de detener ante los tribunales.

Tras conocerse la noticia, las acciones de ExxonMobil, que ya iban hoy a la baja, retrocedían alrededor de un 1,40 % en la Bolsa de Nueva York.

Compartir: