Son residuos orgánicos generados a partir del tratamiento de aguas residuales procesadas

Actualmente conocemos la necesidad de adquirir herramientas que nos apoyen a reducir los impactos de la contaminación en el medio ambiente; una de esta herramienta son los biosólidos, que ya son usados en diferentes países que buscan tener un desarrollo ecológico, por ejemplo, México, Argentina, Chile, Colombia, Estados Unidos, entre otros.

Pero, ¿qué son estos elementos y cómo benefician nuestro entorno?

  • Son residuos orgánicos generados a partir del tratamiento de aguas residuales procesadas; la composición de éstos puede provenir de desechos domésticos, desechos industriales y aguas de lluvia.
  • Por lo general, se utilizan para fertilizar las tierras de cultivo y jardinería, gracias a sus nutrientes y metales, tales como el zinc, manganeso, cobre y fierro; también ayudan a la reforestación de tierras destruidas por incendios o desastres naturales; en otros casos, ayudan a la fabricación de ladrillos. De manera general el uso de residuos naturales se puede implementar para la creación de nuevos recursos.
  • En el año 2004, México implementó la NOM-004-SEMARNAT-2002, la cual supervisa y verifica el estado y uso correcto de los biosólidos.
  • Sin embargo, si éstos no se utilizan de manera adecuada, pueden ser altamente contaminantes para el medio ambiente, debido a su composición, pues algunos de los elementos que contienen pueden resultar tóxicos.
  • La desinformación sobre el tema ha provocado que algunos grupos sociales los rechacen por su mal olor.

Cabe destacar que actualmente la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), trabaja para lograr compostar los biosólidos para generar un abono especial, el cual evitará el contacto directo con el suelo y así, obtener mejores resultados.

El programa de la BUAP consiste en analizar el biosólido y hacer una caracterización en el laboratorio para observar su calidad y que no rebasará los límites en la concentración de metales de alto riesgo, y así lograr clasificarlos como buenos y excelentes para el uso agrícola.

Gracias a los exámenes realizados a los biosólidos en campos agrícolas de temporal en la zona sur de la ciudad de Puebla, se obtuvo un aumento promedio de 80% en el rendimiento de la cosecha de maíz; de producir aproximadamente 600 kilos por hectárea, la producción se incrementó hasta en mil kilos por hectárea, con un beneficio e impacto real en los campesinos.

Vale la pena mencionar que el proceso se suspendió por un tiempo, cuando se hizo el cambio de gobierno estatal; sin embargo, la nueva empresa, Agua de Puebla, se percató del trabajo que había realizado la BUAP, y así decidió reiniciar la gestión para restablecer nuevamente el vínculo. 

Se destaca que el biosólido, ya sea directo o en abono, se entrega de forma gratuita a los productores de escasos recursos; con ello se logra que el impacto social de la universidad se vea reflejado en la solución de dos problemas específicos: el manejo del biosólido y el incremento en la producción agrícola de las zonas más pobres de la región sur del municipio.

Compartir: