A nivel estatal se producirán dos millones de bolsas menos al día, y 1,135 empleos podrían verse afectados.

El primero de agosto, Querétaro se convirtió en el primer municipio del país en prohibir la distribución de bolsas de plástico en tiendas de conveniencia, tiendas de autoservicio y otros giros comerciales. Esta medida puede significar una baja total en la producción de dos millones de bolsas de plástico, y de hasta 8,500 kilogramos de emisiones de bióxido de carbono, diariamente.

Durante el resto de agosto, la medida, establecida en el Reglamento de Protección Ambiental y Cambio Climático del municipio, se está implementando como una prueba para permitir la adaptación de los establecimientos. Al término de éste, los negocios que entreguen bolsas de plástico serán multados por cantidades desde $4 mil hasta $300 mil pesos. De continuar quebrantando esta medida podrían perder su licencia de funcionamiento.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Carlos Habacuc, a favor de la medida, afirmó que ofrecerán otras opciones de bolsas a los clientes; bolsas de plástico tejidas con fibras rígidas de plástico, reutilizables; bolsas de plástico biodegradable; bolsas de tela, o cualquier modelo que se pueda usar por un transcurso de tiempo prolongado.

Mientras tanto, en las fábricas de bolsas…

De acuerdo con José del Cueto, ex Presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac), la medida de prohibir a los establecimientos comerciales que entreguen bolsas de plástico a sus clientes, únicamente afectará los empleos relacionados con la fabricación y venta de bolsas, y no se generará el efecto deseado en el medio ambiente. Según Del Cueto, esto se debe a que, actualmente, las ventas de productos plásticos muestran que las personas no tienen la capacidad económica para comprar las bolsas de basura; el 97% de las bolsas de plástico diseñadas para un solo uso, en realidad, son reutilizadas para el manejo de basura.

En todo el territorio estatal operan 156 empresas relacionadas con la industria del plástico, de las cuales 12 se dedican a la producción de bolsas. Éstas, emplean de manera directa a 1,135 personas.

A nivel nacional el sector que produce bolsas genera alrededor de 23 mil empleos, su fabricación, venta y distribución, genera 200 mil millones de pesos anualmente, de los cuales 5% corresponde a ingresos que se generan en Querétaro.

Del Cueto propone descartar la propuesta del gobierno municipal de obligar a los comercios a utilizar bolsas biodegradables, reciclar las bolsas de plástico que dan en las tiendas y mejorar los sistemas de recolección de basura, para que no se den fugas de contaminación al medio ambiente.

El ex presidente de Anipac afirma que, para lograr beneficiar al medio ambiente, no se debe multar al comercio que otorgue una bolsa de plástico a sus clientes, sino a las personas que tiren basura en la calle.

No todo está perdido para los fabricantes

El 16 de julio, Anipac presentó a las autoridades un reporte sobre las  deficiencias de la nueva norma de prohibición, para argumentar que ésta limita el abanico de opciones de uso responsable y sostenible de las bolsas, y la falta de fomento a la educación. Las observaciones fueron atendidas por las autoridades correspondientes, quienes consideraron factible realizar las adecuaciones presentadas por la industria.

Anipac puso a disposición del gobierno de Querétaro, el apoyo para el desarrollo de campañas de comunicación que incidan en la sociedad sobre el uso responsable de la bolsa de plástico bajo el concepto de; “si no la necesitas, no la pidas, reutiliza y recicla”.

Se prevé que pronto se tendrá una norma inclusiva de regulación que fomente el uso responsable de la bolsa de plástico y detone la economía circular de este material al fabricar nuevas bolsas hechas de bolsas recicladas.

Compartir: