¿Odiamos los árboles? ¿Por eso los tiramos sin reponerlos? Ésta es una alternativa a esas horribles criaturas que llenan de hojas tu bella banqueta.

Ya que nos cuesta tanto reforestar nuestras ciudades, deberíamos implementar otra solución a la contaminación del aire: el CityTree.

Se trata de un muro verde, pero no como aquellos que inevitablemente se secan ya que requieren mucha atención y riego constante debido a que las superficies en las que se siembra cada planta son muy reducidas y absorben poca agua. El CityTree está conformado por una estructura en la que se coloca musgo y plantas suculentas que actúan como un filtro que captura partículas suspendidas y limpian el aire. Con sus 4 metros de altura y 3 de ancho tiene la misma capacidad de purificación de 275 árboles.

Un muro verde, pero no como aquellos que inevitablemente se secan ya que requieren mucha atención y riego constante.

Los desarrolladores del proyecto explican que esto es posible porque “el musgo tiene un área mucho más grande de hoja que cualquier otra planta, por lo que puede capturar más contaminantes”. Las instalaciones son autónomas gracias a paneles solares que proporcionan energía para activar la bomba que sube el agua de lluvia captada y almacenada, con la que se riega la instalación.

Sistema interno de almacenamiento de agua de lluvia y riego.

Ya se han colocado 20 CityTrees en Oslo, París, Bruselas y Hong Kong.

Para saber más sobre el CityTree, entra a la página web de sus creadores: greencitysolutions.de

 

*Sigue a Rodrigo a través de Twitter: @preguntalearod

Compartir: